Ciudad de México.- Como parte de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas, El Quinto Elemento Lab destapó una ruta de dinero desde Altos Hornos de México (AHMSA, el gigante acerero) que pasa por Odebrecht y termina en Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex).

 El 14 de enero de 2014, la empresa productiva del Estado anunció una inversión de 475 millones de dólares en la rehabilitación de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados cuyas instalaciones datan de hace tres décadas y llevaba parada 14 años.

Agro pertenece a AHMSA, que un mes después transfiere un millón 481 mil dólares a Grangemouth Trading Company LP., una de las firmas fantasma que ayudó a Odebrecht a distribuir miles de millones de dólares en sobornos y propinas.

Le siguen más transferencias superiores cada una al millón de dólares. El Meinl Bank, en el paraíso fiscal de Antigua, es el que gestiona todo ese dinero y ya se ha revelado que también era usado para repartir sobornos a altos funcionarios en toda Latinoamérica.

De las cuentas de Grangemouth salieron cinco millones de dólares para Zecapan S.A., vinculada a los presuntos sobornos recibidos por Emilio Lozoya Austin, en aquel entonces director de Pemex y salpicado por ejecutivos de Odebrecht que declararon, bajo juramento, ante la Justicia brasileña.

Al respecto, Emilio Lozoya rechaza –a través de su abogado Javier Coello Trejo– todo lo publicado por El Quinto Elemento Lab, organización independiente periodística independiente.

“Afirmar esto sería otra vez calumniar”, afirmó Coello a nombre de su cliente y destacó que Lozoya desconoce los “supuestos pagos de AHMSA a Odebrecht, qué tipo de negocios pudieron haber realizado y si estos sucedieron”.

¿Usted qué opina?: