Poza Rica, Ver.- Se anuncian en las redes sociales y volantes impresos que reparten en la calle; aunque dicen ofrecer miles de pesos de manera rápida, su único objetivo es estafar a los interesados. Aseguran que no checan buró de crédito y no es necesario comprobar ingresos, pero detrás de todo esto hay una gran estafa.

Algunas de estas empresas aún operan en la ciudad y se burlan de la necesidad de la gente, otros, huyeron y se quedaron con los depósitos de los interesados, que por lo regular es del 10 por ciento del monto que según prestan.

“Créditos vía nómina a maestros, jubilados, petroleros”, “No checamos buró de crédito”, “Soluciones en 24 horas”, son algunas de las estrategias publicitarias de las que se valen los operadores de estas redes delictivas que sólo se dedican a estafar.

Uno de los casos más recientes y que incluso originó varias denuncias ante la FGE, fue el de la empresa CIME Soluciones en crédito y cobranza, cuyas oficinas se encontraban en la colonia Tepeyac. De la noche a la mañana escaparon como viles delincuentes y fueron decenas de clientes los que incluso pagaron por la apertura de los créditos, hicieron el primer pago y hasta les cobraron para que un supuesto notario certificara que no se trataba de un fraude.

Cerca de 100 afectados, quienes habían solicitado cantidades superiores a los 100 mil pesos acusaron que la empresa, justo el día que tenía que entregar los supuestos cheques, desapareció, y hasta la fecha nada se sabe de ellos. Es así como financiera CIME estafó a cerca de 100 personas.

Según la Condusef, detrás de este tipo de créditos siempre hay fraudes; muchos de los operadores de estas redes se dedican a promocionar la supuesta financiera, para después cobrar por adelantado y a la mera hora, escapan. Lo peor es que huyen con una gran cantidad de información de la gente embaucada; saben el domicilio, números de teléfono y muchos otros datos personales.

En Poza Rica se tienen detectadas varias casas de préstamo en las que clientes llevan meses y quizás años en la “lista de espera”, del dinero deseado. Otra forma de operar es con la promesa de que les entregarán créditos automotrices, pero sólo reciben fraudes.

Otra modalidad de estafa es la que funciona a través de créditos expréss, donde ofrecen dinero en efectivo sin necesidad de papeleos, sin embargo, es otra forma de operar de los estafadores.