Martínez de la Torre, Ver.- Después del día del fin de cursos en escuelas, el comercio establecido en este municipio y como en muchos otros, se encuentra en pique, se terminaron las temporadas altas, problema que tendrán hasta finales de año.

Dicha situación ha provocado que varios comercios estén cerrando continuamente y pese a que en esta ciudad existe una Cámara Nacional de Comercio, sólo es de membrete, ya que a decir de los comerciantes, no ha hecho o realizado alguna estrategia que les ayude a ellos a sobrevivir en esta temporada baja, la cual les afecta más por el clima de inseguridad que se vive.

Esta problemática se ve reflejada en el primer cuadro de la ciudad, que se está quedando sin comercios; poco a poco van bajando sus cortinas, también por las altas rentas que van desde los 5 hasta los 30 mil pesos, dependiendo lo grande del local, sumándole otros gastos que se generan, como el pago de servicios básicos.

Además, ya tienen la competencia de los comerciantes que prefieren ofertar sus productos por las redes sociales, siendo otro factor que los está perjudicando, sumándole que cada vez hay más carretilleros y vendedores ambulantes que inundan las calles, pero esperan que al final del año la situación mejore.