Oaxaca, Oax.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que lo ocurrido en Culiacán se trató de un operativo fallido derivado de una orden de aprehensión en contra de “un presunto delincuente”.

“No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas”, justificó tras la liberación de Ovidio “N”, hijo del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, y atribuyó la decisión al gabinete de seguridad.

“Tomaron decisiones que yo respaldo, que yo avalo porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas (…) Ellos tomaron esa decisión y yo la respaldé”, reconoció.