Ciudad de México.- Con la llegada de Rosario Piedra Ibarra a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el organismo dejará de ser una pantalla y una alcahueta del régimen, afirmó esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras rechazar que la elección en el Senado de la nueva ombudsperson haya sido tramposa, el mandatario dijo que veía bien la decisión de los legisladores ya que se trata de una mujer que padeció en carne propia la desaparición de su hermano y que, junto con su madre Rosario Ibarra, son “auténticas defensoras”.

TE RECOMENDAMOS: https://www.vanguardiaveracruz.mx/senado-elige-a-rosario-piedra-como-titular-de-la-cndh/

“Esto abre la posibilidad de que la Comisión de los Derechos Humanos deje de ser una pantalla, un organismo alcahuete del régimen”, observó, aunque negó que vaya a ser alguien a modo, a pesar de que fue candidata del partido oficialista apenas el año pasado.

Por otra parte, el senador de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda, anunció que su partido está analizando presentar una acción de inconstitucionalidad ya que hubo trampa en la elección del jueves.