Acaponeta, Nay.- Luego de la deplorable indiferencia con la que fue vista su tragedia en el anterior gobierno, los damnificados por el huracán Willa en Nayarit recibieron con esperanza renovada al presidente Andrés Manuel López Obrador que anunció cuatro acciones inmediatas para apoyar a las personas que resultaron afectadas y prometió que el 25 de enero regresará al estado para supervisar que se hayan cumplido.

De entrada, se canalizarán 60 millones de pesos para cada uno de los ocho municipios afectados para el mejoramiento de la infraestructura urbana. Especificó que serán recursos, no “créditos” y serán destinados para reconstruir o reparar viviendas. También anunció apoyos equivalentes a 15 mil pesos en aparatos electrodomésticos. Además, habrá programas de empleo temporal.

En un encuentro con pobladores de Acaponeta, el mandatario explicó que cada familia afectada tendrá un apoyo de dos entregas mensuales de cinco mil pesos para afrontar sus necesidades más apremiantes.

Se iniciará también un programa de reparación de viviendas y otro programa de mejoramiento urbano en el que se empleará a gente de las comunidades afectadas, con lo que se espera mejorar las condiciones de vida de las comunidades, y se generarán fuentes de trabajo temporal.

Durante el acto protocolario cuestionó a los asistentes si ya habían sido censados para conocer las afectaciones sufridas por Willa, resultando que la inmensa mayoría de los asistentes al lienzo charro de Acaponeta dijeron que no lo han sido. “¡Ay, Manuel!”, dijo el tabasqueño refiriéndose a su delegado especial en Nayarit, Manuel Peraza.

“Por eso es bueno venir”, concluyó.

¿Usted qué opina?: