Destina SSP más unidades y elementos en el área de Insurgentes Socialistas

Papantla, Ver.- Aunque está pendiente aún el tema de la presencia de marinos en el llano papanteco por la noche, hubo respuesta para terminar con el conflicto generado por la inseguridad que hasta hace unos días flagelaba a miles de familias de esa área.

Poco después del mediodía, decenas de elementos de Seguridad Pública se desplazaron hasta la entrada de la comunidad Insurgentes Socialistas, cuya entrada principal fuera tomada por los pobladores desde el jueves pasado como medida de protesta y para evitar la presencia de personas ajenas al lugar, y sobre todo de delincuentes que con armas de grueso calibre se dedicaban a la extorsión, secuestro y robo.

Junto con ellos iba el director general de Política Regional, licenciado Juan Carlos Hernández Mena y personal de la Dirección Operativa de la Secretaría de Seguridad Pública.

La idea principal siempre fue el diálogo; sin embargo, si éste no llegaba a una buena conclusión se tendría que desalojar ese camino mediante la fuerza pública y a eso obedecía a la presencia policías.

Es importante mencionar que el conflicto inició hace varios meses en todo el llano, donde la delincuencia organizada sentó su zona de operaciones, lo que motivó que en al menos 14 comunidades la población prefiriera resguardarse o procurarse tranquilidad por sí misma, ya que no tuvieron respuesta de la Policía del Estado, cuyos elementos, por cierto, señalaban como parte de la gavilla de maleantes que los asolaba.

El jueves por la noche los lugareños prefirieron cerrar el paso a personas extrañas y construyeron una barricada con lo cual en gran parte acabaron con tantos robos y otros delitos ya mencionados en Insurgentes Socialistas. Desde esas fechas todas las escuelas cerraron sus puertas ya que los vecinos temían el embate de la delincuencia o represalias de los mismos cuerpos de seguridad.

También rechazaron el apoyo del Ejército Mexicano y exigían la entrada de elementos de la Secretaría de Marina porque dijeron que sólo ellos garantizaban su tranquilidad, pues no están involucrados con la delincuencia organizada.

El diálogo inició con algunos roces entre ambas partes, pero después de casi seis horas de negociaciones se determinó que los habitantes de Insurgentes Socialistas reabrieran al tráfico al menos un carril en el camino estatal y la SSP se comprometió a poner a disposición de toda esa gente cuatro unidades policíacas y suficientes elementos bien armados para patrullar todas las comunidades en conflicto.

Del mismo modo, quedó el compromiso de reconocer las guardias comunitarias para apoyar en las tareas de vigilancia en cada poblado, para lo cual contarán con un radio transmisor enlazado con las patrullas que estarán de forma permanente en esa zona.

Ya habrá clases en todas las escuelas, aunque la población aún espera que en los días siguientes el gobierno federal autorice la presencia de marinos en esta área.

Por Sabino Bautista Juárez

¿Usted qué opina?: