Haití.- Miles de haitianos apedrearon la casa del presidente de Haití, Jovenel Moise, para protestar contra la corrupción y el mal manejo de la economía del país. Hubo un muerto tras chocar con la Policía.

Los manifestantes en el vecindario de Petionville, cerraron la avenida que conduce a la casa de Moise y atacaron la residencia.

Hay furia popular por la elevada inflación y el fracaso del gobierno para enjuiciar a los responsables del desfalco de un programa venezolano mediante el cual se enviaba petróleo a precios favorables a Haití.