Cuernavaca, Mor.- Al menos dos personas más fueron cómplices de Maximiliano “N”, quien el pasado 8 de mayo asesinó a balazos al líder sindical Jesús García Rodríguez y al dirigente de comerciantes Roberto Castrejón, en pleno corazón de Cuernavaca y frente a decenas de testigos.

“Tenemos en análisis algunos indicios que revelan que pudo haber estado ayudado o asistido por cuando menos otras dos personas en la ejecución del crimen, se está revisando el material del video para establecer la mecánica de los hechos”, confirmó el fiscal estatal Uriel Carmona Gándara.

Sobre el arma que “El Max” utilizó para cometer el doble homicidio –una glock calibre 9 milímetros que había estado en poder de la Fiscalía–, Uriel Carmona dijo que ya se identificó a los responsables de sacarla del cuarto de evidencias

“El Max” podría ser vinculado a proceso por los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa, esto durante la audiencia que se llevará a cabo este miércoles.