Chilpancingo, Gro.- Coloquialmente dicen “fue al topón”, sicarios con armas largas que se movían en una camioneta terminaron accidentados al toparse de frente con la caravana del Grupo Jaguar (Policía Estatal y Ejército Mexicano).

El chofer de los delincuentes perdió el control y chocó contra un árbol al tratar de huir a toda velocidad de los uniformados. Hechos ocurridos en la localidad El Venado, perteneciente a Petatlán.

Se logró la detención de Rosario “N”, de 42 años, originario de Sinaloa, quien portaba una AK-47 con cargador abastecido, una bolsa transparente con 120 cartuchos útiles 7.6×39 mm, ocho cajas con la leyenda Wolf con 20 cartuchos calibre 7.62×39 mm, así como tres cargadores desabastecidos.

Otros tres que venían en la camioneta huyeron despavoridos entre la maleza. El vehículo, armas y sujeto detenido fueron puestos a disposición de las autoridades competentes.

¿Usted qué opina?: