Poza Rica, Ver.- Una mujer que caminaba sobre la calle Heriberto Kehoe fue atropellada por un vehículo de alquiler. Las serias lesiones que sufrió ameritaron su traslado a un hospital; el taxista asumió su responsabilidad y mencionó que su seguro pagaría los gastos médicos.

Elisa Morato Sánchez, de 55 años, relató que el taxi se echó de reversa para querer agarrar pasaje y en ese momento la golpeó y mandó al pavimento, donde fue auxiliada por técnicos en urgencias médicas, quienes la llevaron al nosocomio.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) tomaron conocimiento de los hechos y aseguraron la unidad en lo que el ajustador de seguros pagaba los gastos médicos y daba un pase médico para deslindar de toda culpa al trabajador del volante.

¿Usted qué opina?: