Poza Rica, Ver.- Al registrarse nuevos casos de robo de ganado en la región norte de la entidad, representantes de asociaciones ganaderas, se pronunciaron en contra de la nula intervención de las autoridades, quienes se han visto rebasadas por bandas que operan con toda calma.

El caso más reciente generó terror entre ganaderos y pequeños productores, quienes lamentan que un grupo armado irrumpiera en un rancho ubicado sobre la carretera a Cazones y tras amarrar y encañonar a los encargados, lograran llevarse un tráiler cargado con cerca de 100 reses.

Pero según las cifras, en el norte de la entidad veracruzana se concentra el mayor número de casos y con mucho más frecuencia, estos casos se dan en Tantoyuca; el segundo lugar lo ocupa el puerto de Tuxpan; en tanto, el tercer lugar es para Papantla, seguido de Álamo, Las Choapas, Ozuluama y Tihuatlán.

Aunque, lo que más lamentaron ganaderos es que la estrategia de seguridad no funcione, pues las bandas se atreven a sacar a los animales de los potreros aunque en otros casos, destazan a los animales y sólo dejan las vísceras.

Asimismo, pidieron que la FGE y la SSP implementen operativos en mercados, carnicerías, puestos de tacos, ya que muchas veces se abastecen de carne de dudosa procedencia.

De igual forma, piden que la Jurisdicción Sanitaria con sede en Pánuco, Tuxpan, y Poza Rica, tomen cartas en el asunto, pues no hay control sanitario de la carne que ingresa al mercado y que, muchas veces es más barato por proceder de animales robados.