Poza Rica, Ver.- La noche de este viernes una familia fue baleada por sujetos desconocidos, quienes perpetraron un robo al rancho que cuidaban las víctimas. Personal de Cruz Roja de Tihuatlán se encargó de brindar los primeros auxilios y llevar a los heridos al hospital regional, donde quedaron internados y dos de ellos son reportados en estado grave.

Los hechos sucedieron alrededor de las 20:30 horas de este viernes, de acuerdo con el señor Antonio Guzmán Juárez, de 35 años, quien iba llegando con su familia al rancho que cuidan ubicado en la localidad de Nuevo Paso del Arroyo, Castillo de Teayo, cuando una mujer les gritó que le regalaran agua.

La quisieron ayudar sin imaginar que iban a ser víctimas de robo. Antonio recibió un impacto de bala en el antebrazo izquierdo y otro en la espalda; su esposa Felicitas Petronilo Tiburcio, de 37 años, fue herida en el glúteo derecho con orificio de salida en la parte frontal. Ambos permanecen en estado delicado y los médicos luchan por salvar sus vidas.

Socorristas también auxiliaron al hijo de siete años de la pareja, Jorge, quien presentó una herida en ambos glúteos con orificio de entrada y salida y es reportado como estable.

Mientras que las víctimas son valoradas y permanecen en observación médica, los elementos de la Policía Ministerial realizan las correspondientes investigaciones en torno a los hechos y esperan dar con los agresores, quienes están plenamente identificados y se dice que los tienen rodeados, por lo que se presume que en los próximos días se estará dando a conocer su detención.

¿Usted qué opina?: