Ciudad de México.- En un elefante blanco podría terminar la termoeléctrica que fue construida en Ciudad Ayala, con un costo de 20 mil millones de pesos, a cuyo funcionamiento se oponen los campesinos del lugar.

El nieto de Emiliano Zapata, quien fue invitado a la celebración de arranque del Año del Caudillo del Sur, enfatizó en el evento, dijo que “esa termoeléctrica nunca la pedimos y nunca la vamos a dejar trabajar”.

Sobre esta situación, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, dijo que no daría una decisión irresponsable, porque se tiene que analizar, ya que la construcción, no es privada, es del estado, “es de todos”, dijo.

“Lo retomo no para decidir aquí, les pido que me den un mes y voy a decir por qué. Sería muy irresponsable tomar una decisión así, demagógica; no se puede así. Tenemos que actuar con responsabilidad”, puntualizó López Obrador.