La empresa no concluyó los trabajos, pues incluso dejó abandonada maquinaria en el camino y en la congregación

Agua Dulce, Ver.- Deslaves y huecos en la cinta asfáltica se pueden observar sobre la carretera Agua Dulce-Tonalá, misma que presuntamente fue sometida a rehabilitación apenas hace ocho meses, durante el periodo de Semana Santa aproximadamente.

En varios puntos de esta carretera una compañía, de la cual se desconoce su razón social, llevó a cabo el cambio de alcantarillas sobre distintos puentes ubicados sobre riachuelos o zonas bajas de ranchos, según con la finalidad de evitar deslaves en el futuro.

Sin embargo, en los puntos donde se instalaron las nuevas alcantarillas se están presentando deslaves, pues solamente taparon las alcantarillas con tierra y no llevaron a cabo el colado de cabezales en los costados del camino, como se requería.

Es importante señalar que la empresa que llevó a cabo estos trabajos no contaba con personal especializado, toda la mano de obra se contrató a nivel local y de un día para otro el encargado se retiró, incluso dejando abandonada maquinaria pesada.

Ésta se ubica peligrosamente a un costado de la carretera -una cerca de la escuela primaria del ejido Punta Gorda y otra en el acceso a unos ranchos, mientras que una tercera se encuentra en la congregación de Tonalá -, incluso algunas personas ya se han acercado con intenciones de desmantelar piezas de metal para venderlas por kilo en la chatarra, señalan algunos vecinos.

Por Violeta Santiago

¿Usted qué opina?: