Tuxpan, Ver.- En el completo olvido y en total abandono se encuentran las casetas de seguridad que están ubicadas en diferentes puntos de la ciudad, mismas que ante el abandono se han convertido en guarida de malvivientes.

Una de estas casetas se encuentra en la carretera a Tamiahua, mientas que algunas otras están ubicadas en la salida a la UV, en la comunidad Alto Lucero, en la carretera a la playa, en la colonia Rafael Hernández Ochoa, entre otras, la cual pese a la inseguridad que impera en el municipio, no cuenta con ningún elemento de seguridad.

A decir de los habitantes de este sector poblacional, han solicitado vigilancia por parte de las corporaciones de seguridad, ya que aseguran que diariamente se presentan riñas callejeras entre personas que se encuentran bajo los efectos del alcohol o de alguna droga, situaciones que se tornan peligrosas.

El señor Arturo Hernández, habitante de este sector, comentó que son más de 50 las familias afectadas con esta situación. Cuando se presentan los pleitos, los vecinos piden la presencia de elementos de la Policía a la inspección, pero éstos tardan en llegar o definitivamente no se aparecen.

Señaló que los habitantes de estas zonas presentarán un oficio a las autoridades municipales correspondientes, para pedir además de recorridos por parte de las patrullas, un módulo de vigilancia para inhibir actos delictivos.

Cabe mencionar que estas casetas fueron colocadas con el objetivo de brindar apoyos a los taxistas que salen de noche a dejar carreras, pues éstos pasaban a las casetas a una revisión para evitar que fueran atracados metros más adelante, pues hubo una época en la que los asaltos a taxistas estaban a la orden del día.