Orizaba, Ver.- Ante el anuncio de la liberación de los dos asesinos de Karina Reyes Luna, sobrina del arzobispo Hipólito Reyes Larios, la Diócesis de Orizaba se pronunció al respecto aseverando que muchas veces la justicia no es transparente y castiga a inocentes y absuelven a culpables.

El vocero de la sede católica en esta ciudad Helkyn Enríquez Báez, dijo que a pesar de que la familia de la fallecida otorgó el perdón, de acuerdo al Papa Francisco,  “la misericordia es antecedida por la justicia”, por lo que tienen derecho a pedir justicia.

Señaló que él mantiene respeto por las instituciones de justicia, sin embargo enfatizó que hay dudas sobre el seguimiento que se siguió, ya que muchas veces no hay transparencia y muchas veces distan de la realidad.

¿Usted qué opina?: