celulares-afectan-la-vista-reiteran 1

Tampico, Tamps.- Varios especialistas reiteran que al menos el cincuenta por ciento de los niños y jóvenes que tienen acceso a los aparatos móviles en la población presentan un importante problema visual.

Los optometristas comentan que los padecimientos pueden ir desde un severo dolor de cabeza hasta sentir fuerte ardor en los ojos y constante lagrimeo.

El problema ya ha sido tratado en varias ocasiones por revistas especializadas. Recientemente, la Procuraduría Federal del Consumidor cifró el tiempo promedio que un mexicano permanece conectado a la web vía teléfono móvil en ocho horas con un minuto, citando una asociación de Internet.

En ese sentido, el organismo indica que las pantallas de los teléfonos móviles afectan los ojos, principalmente la retina, debido a la poca distancia en que se utilizan y a la emisión de luz que a largo plazo provoca degeneración macular, un daño en el interior de los ojos.

Además provoca resequedad en el ojo debido a la reducción del parpadeo y dificulta el enfoque a distintas distancias con visión borrosa y miopía temporal que se desarrolla por tensión en los músculos oculares.

Otra de las partes del cuerpo afectadas por el uso prolongado de los dispositivos son los tendones de las muñecas, pues se inflaman, padecimiento que tienen casi un millón de personas en el país. En tanto, la luz blanca brillante que emiten las pantallas de los celulares provoca interrupción del sueño durante la noche.

Un estudio del Instituto Politécnico Rensselaer arrojó que la exposición de dos horas antes de ir a la cama suprime un 22 por ciento los niveles de la hormona reguladora del sueño (melatonina).

Por otra parte, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirman que la distracción que provoca un celular es peor que los efectos que provoca manejar con alcohol en la sangre por arriba del nivel permitido.

La Profeco comenta además que al miedo irracional que se presenta en las personas por separarse de su teléfono celular se le define como “nomofobia”.