Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador invitó a una cena en el palacio nacional, a más de un centenar de empresarios mismos que recibieron una carta compromiso en la cual les solicita su apoyo para la rifa del avión presidencial con montos de entre 20 a 200 millones de pesos.

En la carta solicito a los empresarios que marcaran la opción del monto con el cual se comprometerían para apoyar la rifa misma que se llevara a cabo el próximo 15 de septiembre.

Carlos Bremer, Humberto Garza y Antonio Suárez confirmaron que recibieron la carta.

Entre los empresarios que destacan es Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, quien dijo al llegar al Palacio Nacional, “Voy a comprar uno…¡para mi!”

López Obrador ofreció a los empresarios una cena de tamales de mole y chipilín. Durante el acto les mostro como será ejecutado el sorteo de la lotería.

Otro empresario que destacó en la cena fue Carlos Slim acompañado por su hijo Carlos Slim Domit, quien menciono que valora la compra de los boletos además de haber aceptado la invitación porque realmente le gustan los tamales de chipilín.

Por otra parte Slim expresó que el dinero de los “cachitos” sera para comprar equipo medico.

Daniel Chávez, CEO de Grupo Vidanta; María Asunción Aramburuzabala, directora general de Tresalia Capital; Daniel Servitje, presidente y CEO de Grupo Bimbo; Carlos Peralta, presidente y director general de Grupo IUSA; Miguel Aleman Velasco, presidente Ejecutivo de ABC y de Interjet; Antonio del Valle, dueño de dueño de Mexichem y presiente del Consejo Mexicano de Negocios, y Antonio Suárez, fundador de Grupomar, fueron algunos de los asistentes a la cena.

El mandatario aclaro que no es obligación de los empresarios adquirir por si solos los 40 mil “cachitos” ya que tiene la facultad de convencer a otros para que no tengan que desembolsar 20 millones sino una cantidad menor a esa.