Veracruz, Ver.– El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Veracruz, José Antonio Mendoza García, reconoció que ya más del 60 por ciento de los negocios formales han tenido que recurrir a los créditos y aplazamiento de pagos para no cerrar sus puertas y pagar la nómina ante la crisis económica que ocasiona la emergencia sanitaria del COVID-19.

“Desde luego que si, se está trabajando con bancos y financieras, pero ya es inaguantable la situación con los comerciantes, el soportar el estar teniendo erogaciones sin percibir absolutamente nada de ingresos”.

Recordó que hubo un apoyo por parte del gobierno en donde se está prorrogado el pago de algunos impuestos, sin embargo, es insuficiente ante la magnitud de las pérdidas financieras que han sufrido por los estragos de la pandemia a nivel nacional y en el estado de Veracruz.

Expuso que alrededor de 40 mil negocios de todos los giros se encuentra en peligro inminente de cierre ante las bajas ventas de los últimos meses de este año principalmente por el confinamiento voluntario y el cierre parcial de algunos puntos de las ciudades para reducir la movilidad urbana.

“De pedir créditos está la mayoría, aproximadamente un 60 por ciento de toda la población comercial está utilizando los créditos para pago de nóminas, para pago de impuestos, para pago de gastos fijos que se tienen en la empresa y que esto no perdonan, sino pagas la energía eléctrica la cortan, sino pagas el teléfono te lo cortan”.

Mendoza García recordó que el 90 por ciento de las empresas en Veracruz y Boca del Río están cerradas y este mes es cítrico, puesto que muchos no llegarán a la quincena y tendrán que cerrar ante la imposibilidad de pagar los salarios.

Por último, comentó que ante la situación, se han impulsado proyectos como la aplicación de mercado virtual para incentivar las ventas desde casa.