Washington, DC.- Cruzar en familia a Estados Unidos es la modalidad que los migrantes han elegido cada vez más durante los últimos meses.

 “La Patrulla Fronteriza enfrenta una crisis humanitaria y de seguridad fronteriza sin precedentes”, afirmó en conferencia de prensa el jefe de operaciones de la Patrulla Fronteriza, Brian Hastings.

Y es que ha habido un alza de 35 por ciento tan sólo en marzo, de acuerdo con el funcionario, quien precisó que en el mes pasado hubo 92 mil personas detenidas en la frontera sur.

Entre esas personas había ocho mil 900 niños no acompañados y 53 mil unidades familiares, sobre todo originarios del llamado “triángulo del norte”, conformado por Guatemala, Honduras y El Salvador.

“Este problema no se trata simplemente de volumen y flujo puros, sino específicamente del rápido aumento de las unidades familiares del ‘triángulo del norte’. Las detenciones de unidades familiares aumentaron aproximadamente un 375 por ciento en comparación con el mismo período del año fiscal anterior”, abundó Hastings.