Tuxpan, Ver.- Fue detenido un individuo el cual intentaba subir una pantalla de plasma y un ventilador a un taxi durante la madrugada y en plena zona centro sin poder acreditar su propiedad sobre los aparatos.

Los informes obtenidos revelan que estos hechos se registraron durante la madrugada de este miércoles sobre la avenida Benito Juárez esquina con el callejón heroica Veracruz de la colonia Centro de esta localidad entre dos conocidos bares de la zona.

Trascendió que en este lugar los uniformados municipales realizar la detención de quien dijo llamarse Carlos R. M. De 16 años de edad domiciliado en la congregación de Santiago de la peña al cual se le encontró en su poder un ventilador y una pantalla de plasma marca Samsung dichas pertenencias intentaba subirlas a un vehículo de alquiler marcado con el número 220 por lo que al no poder acreditar su propiedad se le fueron aseguradas y puestas a disposición al igual que el presunto delincuente.

Es de mencionar que los elementos policíacos revisaron los negocios de la zona para tratar de ubicar el lugar de donde podrían haber sido sustraídos dichos objetos entrevistándose con un guardia de seguridad de un café ubicado en la zona el cual dijo no haber observado ni escuchado nada extraño pero trascendió que en el callejón Heroica se pudo observar escombro de block tirado en las afueras de una reja de una bodega que está sellada con material de construcción en la cual se apreciaba a ver sido abierto un hueco por lo que podría tratarse del lugar donde fue cometido el acto ilícito.

El ahora detenido fue trasladado a las celdas preventivas en espera de que se determine su situación legal sin embargo, al no haber denuncia ni señalamientos es posible que el imputado obtenga su libertad.

El vehículo de alquiler donde dicho detenido intentó subir las pertenencias para llevárselas no fue detenido ya que comerciantes del lugar dieron a conocer a los uniformados municipales que habían observado como éste presunto delincuente habría pasado caminando solicitando un taxi para una carrera por lo que demostraban prácticamente que no tenía nada que ver el ocurrido.

Por. Roberto López