Nuestras Redes

Columnistas

De los Ángeles a los Demonios. Reforma en materia de teletrabajo

Publicado

-

Dra. Denisse de los Ángeles Uribe Obregón

Magistrada del H. Tribunal Superior de Justicia

Una de las consecuencias de la pandemia causada por el COVID-19 ha sido el auge del trabajo a distancia o teletrabajo, estrategia implementada en cumplimiento con las recomendaciones emitidas por las autoridades sanitarias con la finalidad de reducir la expansión del virus, la cual le ha permitido tanto al sector público como al privado, continuar con las actividades laborales y a la vez garantizar el derecho a la salud de los trabajadores.

La Organización Internacional del Trabajo define al teletrabajo como una forma de organización donde el trabajo se realiza en un lugar distinto del establecimiento principal del empleador; este tipo de tareas comúnmente se lleva a cabo a través de las tecnologías de la información y comunicación.

Un estudio realizado recientemente por la IAE Business School de la Universidad Austral Argentina, señala a México como el país latinoamericano que más apoyo ha brindado a la dinámica del trabajo a distancia, por lo cual se prevé que éste continúe en aumento en los próximos años.

Durante el mes de marzo de 2020, en el marco de la Jornada Nacional de Sana Distancia, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social publicó una guía para la implementación del teletrabajo, documento a través del cual se establecieron los principios en los que éste debe basarse: confianza, soberanía de tiempo, respeto de la vida personal, voluntariedad y reversibilidad.

No obstante, se encontraba pendiente en la agenda legislativa la elaboración de un marco jurídico que brindara certeza a las personas que se desempeñan en esta modalidad laboral.

En virtud de lo anterior, el 8 y 9 de diciembre de 2020, la Cámara de Diputados y el Senado de la República, respectivamente, aprobaron la Reforma al artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo, relativa al trabajo a domicilio, así como la adición del capítulo XII Bis a través del cual se regula el teletrabajo, es decir, aquellas relaciones laborales que se desarrollan más del 40% del tiempo en el domicilio de la persona trabajadora, las cuales deberán hacerse constar por escrito mediante un contrato.

El Decreto por el que se Reforma esta Ley Federal fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 11 de enero de 2021, entrando en vigor al día siguiente de su publicación; el artículo 330 A de la Ley en contexto define al teletrabajo como una forma de organización laboral subordinada que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento del patrón, señalando que, para tales fines se utilizarán principalmente las tecnologías de la información y la comunicación.

Es de destacarse que, en dicha modalidad, los patrones tendrán entre otras, las obligaciones siguientes: proporcionar y brindar mantenimiento a todo el equipo necesario, además de asumir los costos derivados de esta actividad, dentro de los que se incluirán el pago de servicios y la parte proporcional de electricidad.

También se incorpora el derecho a la desconexión al término de la jornada laboral, así como el deber de inscribir a las personas que trabajen en esta modalidad al régimen obligatorio de seguridad social.

Por su parte, las personas que realicen teletrabajo tendrán entre otras, las obligaciones de guarda y conservación de los equipos, así como atender las políticas y mecanismos de protección de datos utilizados en el desempeño de sus actividades, cumpliendo con las restricciones sobre su uso y almacenamiento.

El nuevo apartado de esta Ley Federal hace énfasis en que el cambio en la modalidad de presencial a teletrabajo, deberá ser voluntario, salvo en casos de fuerza mayor, la cual deberá ser acreditada debidamente.

Asimismo, se señala que, la supervisión de esta dinámica laboral tendrá que ser proporcional a su objetivo, garantizando el derecho a la intimidad, por lo que sólo podrán utilizarse cámaras de vídeo y micrófonos para supervisar a los trabajadores de manera extraordinaria o cuando la naturaleza de las funciones lo requiera.

Dentro de los artículos transitorios se establece que el Poder Ejecutivo Federal dispondrá de un plazo de dieciocho meses contados a partir de la entrada en vigor de la Reforma, para publicar una Norma Oficial Mexicana que rija las obligaciones en materia de seguridad y salud para quienes trabajan en esta modalidad.

Con la formalización del teletrabajo nuestro país logra un importante avance en materia de derechos laborales y de seguridad social, brindando mayor certeza jurídica a la población mexicana que realiza actividades laborales a distancia.

Advertisement
Comentar

¿Usted qué opina?:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Columnistas

De los Ángeles a los Demonios. 8M2021: la lucha por la equidad de género continúa

Publicado

-

Dra. Denisse de los Ángeles Uribe Obregón

Magistrada del H. Tribunal Superior de Justicia

El 8 de marzo es un día muy importante en la lucha por la construcción de un mundo más equitativo e incluyente, pues en esta fecha se conmemora el Día Internacional de la Mujer, instaurado por Naciones Unidas desde 1975 y proclamado por la asamblea general de este organismo internacional en 1977 en honor a la batalla por la igualdad de género.

Desde su proclamación hasta la actualidad, la conmemoración de esta fecha se realiza enarbolando una causa, en 2021 la temática de la conmemoración es “Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19”, en homenaje a los esfuerzos realizados por mujeres y niñas a nivel mundial para lograr edificar un futuro más igualitario frente a los desafíos que ha traído consigo la pandemia, así como para visibilizar las brechas de desigualdad acentuadas durante este periodo.

Es importante mencionar que durante la emergencia sanitaria, los países dirigidos por mujeres, como Nueva Zelanda, Islandia, Alemania y Dinamarca, por mencionar algunos, se han caracterizado por implementar medidas efectivas en el manejo de esta crisis, basadas en la disciplina, sensibilidad y capacidad; los buenos resultados de las mandatarias han sido reconocidos internacionalmente, no obstante que, de acuerdo con el informe del secretario general de Naciones Unidas 2021, únicamente 22 países son dirigidos por una mujer y a nivel mundial tan sólo el 24.9 % de las personas que integran los parlamentos son mujeres, por lo que se prevé que de continuar con este ritmo, alcanzar la paridad de género en este rubro nos llevará al menos 130 años.

Debe destacarse que en los últimos años, México ha registrado valiosos avances en este tema, uno de los más importantes se logró el 6 de junio de 2019 al publicarse en el Diario Oficial de la Federación la reforma constitucional en materia de paridad de género, la cual además de incluir este principio en candidaturas electorales, lo incorpora en nombramientos en las secretarías de estado, en el Poder Judicial de la Federación y de los estados; ayuntamientos, así como en la integración de organismos autónomos.

La citada reforma constituye un hecho sin precedentes en la lucha por la garantía de los derechos políticos de las mujeres y representa un fuerte impulso en la tarea de construir un país más igualitario; afortunadamente los resultados de esta modificación constitucional ya pueden observarse tanto a nivel federal como local.

Muestra de ello es el Tribunal Superior de Justicia del Poder Judicial del Estado de Veracruz, organismo jurisdiccional al cual me siento muy orgullosa de pertenecer, pues además de estar integrado paritariamente por catorce magistradas que diariamente trabajan en favor de la justicia, es dirigido por una mujer profesional e institucional, la magistrada presidenta Isabel Inés Romero Cruz, quien cuenta con una amplia trayectoria judicial.

Asimismo, el titular del poder ejecutivo de nuestra entidad, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, se ha caracterizado por ser un impulsor de la participación de las mujeres en la toma de decisiones, además de que, desde el Congreso del estado, particularmente desde la Junta de Coordinación Política representada por el diputado Juan Javier Gómez Cazarín, también se ha trabajado decididamente en favor de la equidad de género, logrando resultados favorables.

No obstante, los importantes avances en la materia, aún queda un amplio camino por recorrer para alcanzar la igualdad formal y material en todos los ámbitos; los derechos de las mujeres deben ser garantizados en todo momento y en toda circunstancia.

Este Día Internacional de la Mujer debe recordarnos el compromiso social y moral de solidarizarnos con el movimiento feminista; que el privilegio no nos nuble la empatía y en el caso de las mujeres, que la sororidad sea nuestra bandera.

Esta lucha es todavía una tarea inacabada a la que podemos sumarnos todas y todos desde nuestros espacios de responsabilidad y ámbitos de acción para construir un mundo más justo y equitativo.

Continuar Leyendo

Columnistas

Parlamento Veracruz. La mejor playa del mundo

Publicado

-

Juan Javier Gómez Cazarín

No sé qué hicieron ustedes el domingo, pero yo me di el gusto de visitar una de las mejores playas del planeta.

En el mismo lugar donde hace cinco millones de años la mortífera lava volcánica escurrió hasta el mar arrasando todo a su paso -a la usanza de Hawái, Grecia o Islas Canarias-, ahora prolifera vida, se respira tranquilidad, se escucha el romper del mar y se puede disfrutar de la más limpia brisa costera.

Nuevamente -he ido muchas veces- pude apreciar sus espectaculares paisajes, también producto de la furia de los dioses volcánicos: profundos acantilados, escarpados miradores naturales, playas recoletas, todos dignos de aparecer otra vez -ya lo han hecho- en alguna superproducción de cine.

Yo no tuve que cruzar medio mundo para llegar a ese paraíso, aunque bien vale la pena cruzar medio mundo para conocerlo.

Tampoco fui de turista, como los invito a ustedes a ir en cuanto se pueda, porque la pandemia todavía no nos lo permite a plenitud.

Mi visita a Arroyo de Liza, en San Andrés Tuxtla, fue para cargar bultos de cemento y palear concreto.

Y no es queja, al contrario, es orgullo y satisfacción. Pocos domingos mejor empleados que aquellos en los que puede uno sumarse al esfuerzo y la decisión de una comunidad de amigas y amigos entrañables que quieren mejorar su entorno.

Pocas jornadas de mayor satisfacción que aquellas en las que comprobamos que la voluntad del pueblo puede, quiere y sabe cambiar su destino.

La calle que pavimentamos juntas y juntos será un testimonio duradero -muy duradero- de que nos tocó vivir una etapa de histórica transformación de Los Tuxtlas, de todo Veracruz y de todo México.

Tendremos el honor de saber que no fuimos espectadores pasivos, sino participantes efectivos.

Algún día, cuando otros visitantes, esos sí turistas ultramarinos, caminen por esa calle, no sabrán cómo la hicimos, pero nosotras y nosotros sí tendremos el recuerdo de aquel remoto domingo de calor, cansancio, bromas amistosas, de un refresquito a la sombra de un árbol.

Me duele un poquito la espalda, pero mi corazón está contento y ese es el que manda. Lo de la espalda se me va a quitar, la felicidad del corazón, nunca.

Continuar Leyendo

Columnistas

EL QUEMADOR TRICIONERO

Publicado

-

Por Leonardo Zaleta.

Cronista de la ciudad

La neblina espesa, el viento y la lluvia se derramaban sobre las instalaciones de Nuevos Proyectos oscureciendo la madrugada fría y amenazante, como heraldos de la fatalidad. Ese viernes 22 de noviembre de 1950 Poza Rica se vistió de tristeza, dolor y muerte, lo que no había sucedido antes.

A las tres de la tarde del día anterior el soldador Guillermo Basáñez, recibió del mayordomo del Departamento Carlos Torres “El Sordo”, la orden para soldar cuatro válvulas que se conectarían con los nuevos oleoductos a las refinerías de Azcapotzalco, Madero y Salamanca, a las siete de la mañana del día siguiente.

Al fondo de la refinería, pegado a  la barda que colinda con la colonia 5 de Mayo, había un quemador de  gas sulfhídrico de 20 metros de altura. “El Canelo” bajó a un hoyo de metro y medio de profundidad a cumplir su tarea, por lo que le advirtió a su ayudante Lorenzo Ramírez Herrera: “Secre, por favor no pierda de vista ese quemador,  si se apaga nos mata, es muy venenoso ese gas. Abusado”.

Trabajaron arduamente toda la tarde y en la noche tomaron un breve receso para cenar. Con nuevo brío continuaron la encomienda, ya que las instrucciones eran reportar el trabajo terminado a más tardar a las seis de la mañana.

Cuando dieron las cuatro la densa niebla impedía la visibilidad. Al “secre” le pareció ver que la llama se hacía pequeñita. Es por la niebla, pensó.

Media hora más tarde, “El Canelo” lo animó: “Secre, ya nomás me falta un cordón para terminar y nos vamos. Minutos después el ‘secre’ empezó a  marearse y dejó caer alguna varillas golpeando a su jefe, que desde abajo protestó: Ya, ‘secre’, no esté molestando que ya terminé. Lencho le dijo: Apúrese maestro porque el quemador ya se apagó. Ambos recogieron cuanto se pudo y emprendieron la carrera dándose de tropezones pues la obscuridad era total, hasta que llegaron a la entrada de la refinería en la hoy Av. González Ortega. Eran las 5 de la mañana.

Algunos trabajadores que se disponían a iniciar el turno se marearon y otros cayeron desmayados. Comenzaron a oírse gritos de alarma desde puntos en los que no veía a nadie. “Se apagó el quemador”. “Aquí hay un desmayado”.

Llegó una ambulancia del hospital cuyos faros alumbraban el rumbo del quemador y una camioneta remolcando un extinguidor, perteneciente al departamento de Contra-Incendio. “El Canelo” reportó a su jefe: “Trabajo terminado”. Se dirigieron al hospital donde médicos, enfermeras, camilleros y auxiliares atendían a los intoxicados con la premura que el caso requería, logrando salvar aproximadamente 90 personas, entre trabajadores y vecinos de la cercana colonia Flores Magón hasta donde el gas se había desplazado silencioso y traicionero.

Desgraciadamente no fue posible salvar la vida de 24 personas. De las oficinas por vía telefónica se dio la voz de alarma y algunos conductores que atravesaban la zona de peligro propagaron la noticia en los cafés del centro, llenando la mañana de angustia y consternación.

Uno de los vecinos era Roberto Mitford Taylor Sánchez. Su padre fue un inglés que se estableció en Parras, Coahuila, ahí contrajo matrimonio con la guapa María. Nació el hijo en 1898 que quedó con sus familiares cuando el matrimonio se fue Inglaterra.

Siendo un joven Roberto fue a vivir con sus padres. En 1914 estalló la Primera Guerra Mundial (Inglaterra y Francia contra Alemania), y fue reclutado por el ejército inglés. Se ganó una medalla por su valentía y un balazo en la pierna. Se conserva una foto: El Cairo, Egipto, 1918. Al terminar el conflicto en 1918  se embarcó rumbo a Tampico, donde encontró ocupación como intérprete de los geólogos de la compañía El Aguila, que exploraba la huasteca veracruzana.

En Tantoyuca se enamoró de la hermosa Margarita Robles Díaz, con la que contrajo matrimonio el 15 de marzo de 1926. Establecieron su hogar en Tampico donde nacieron sus hijos: Roberto, Carlos, Gracia Esther, Ricardo, Javier, y Emilia.

Llegó a Poza Rica en 1934 en busca de fortuna, y para ganarse la vida instaló una refresquería en el tianguis ubicado cerca del taller de Combustión Interna. Más tarde consiguió trabajo en el departamento de Materiales de Pemex.  Miguel nació en La Quebradora y Luis en la colonia Flores Magón, donde el matrimonio tenía una tienda. Su hijo Enrique estudiaba en Puebla. En 1944, al inaugurarse la Secundaria Díaz Mirón, aceptó impartir la cátedra de inglés.

El 22 de noviembre de 2001, señor Jacinto Martínez Hernández, trabajador petrolero jubilado, comentó en el programa “Nuestra Ciudad” conducido por Lorenzo Ramírez que transmitía Radio Mundo: “Mi vecino el señor Roberto Taylor sacó a su familia con trapos empapados de orines y agua, sobre la nariz y boca, y los encaminó  hasta el actual bulevar Lázaro Cárdenas, y se regresó a  auxiliar a los vecinos utilizando el mismo sistema, sacándolos fuera del área de peligro.

“Todos los vecinos éramos de las calles Hidalgo y Flores Magón, colindando con la refinería Nuevos Proyectos y la planta de azufre. Entre ellos: Juan Garrido, Fortino Huerta, Juan Berra, José Mejía Herrera,  Enrique Hernández, Celerino Flores, familia Chávez Vázquez, Alejandrino Herrera, Florencio del Río, Otilio Jongitud, Mauro Mejía, Salvador Jongitud, Juan C. Torres, Clemente Mejía, familia Badillo, el chino Julio Yee, y muchos que se escapan a mi memoria”.

“Ese día fallecieron 19 personas y posteriormente 18 personas más entre adultos y niños, aumentando el número a 37 personas muertas.

El testigo presencial  que perteneció al cuerpo de Bomberos Voluntarios  fundado en 1949, asevera: “El accidente se debió a que habiendo demasiada neblina y soplando fuerte viento, la copa del quemador de gas venenoso se apagó y el gas se esparció…flotando a una altura de 50 centímetros del piso, por eso no fue más grande la tragedia, porque en aquel entonces muchos dormíamos en el suelo en petates y otros en catres de tijera…”  Perros y gatos se salvaron, las gallinas no.

En elogio a la valiosa actuación de Don Roberto Taylor, Chinto Martínez, afirma con valor civil: “Su acto heroico nunca fue reconocido por alguna autoridad”.

Ese altruismo de rescatar a su familia y a una docena de vecinos, es muestra de valor, amor al prójimo y desprendimiento ya que corría grave riesgo su vida. Escribir su nombre en la historia es un acto de justicia.

El ingeniero Jaime J. Merino, superintendente de Pemex se presentó en el lugar del siniestro con sus colaboradores para instruir lo conducente. Recorrió la colonia casi deshabitada, alentando a los vecinos que se encontró y poniendo a su disposición el auxilio que requirieran. Dio aviso a las oficinas centrales de  la empresa.

A las ocho de la mañana arribo en avión el director de Petróleos Mexicanos Antonio J. Bermúdez, profundamente conmovido. Recorrió el hospital acompañado por Merino. Se enteró del estado de los intoxicados, corroboró que el auxilio médico fuera el adecuado y dispuso la adquisición de ataúdes para que los cadáveres fueran velados en el Teatro Social. La enorme sala se llenó de arreglos florales  y coronas. Los líderes concurrieron al velorio  junto a  los deudos y el pueblo  afligido.

Recorrió el área de Nuevos Proyectos y comprobó que había algunas casas dentro de las instalaciones. Dictó las disposiciones para indemnizar a los familiares sin mayores trámites.

Don Sinesio Capitanachi en su valiosa obra (1983), enumera algunos de los vecinos indemnizados por el fallecimiento de sus familiares, incluyendo los menores de edad: Severiano Ortiz Hernández, su esposa Leonarda Cortina y dos hijos.- Margarita Meza Cruz, amasia de Encarnación Sánchez González, sus hijos Evelia y Raúl, su nieto Ernesto Valdez Sánchez.- Cesáreo Zamora Orduña y su media hermana Juana Hernández Orduña, y sus hijos Silverio, Inés e Isabel Salazar Hernández.-

Otros fueron: Fulgencio Román Loya y su hijita Santa Román Polo, perecieron, sobreviviendo la esposa  Rufina Polo.- Ángel Sánchez Ortiz, dejó como deudos a su padre Juan Sánchez Lara y su esposa Guillermina Ortiz. Además de la hermana de Ángel, Bertha Castro Sánchez de Bauza.- La indemnización por la niña Teresa Garrido Ruiz, fue entregada a sus padres Juan Garrido y Antonia Ruiz.- A Cira Pelcastre Pulido, esposa del señor Pablo Zaleta, se le concedió la planta en la empresa.- María Rebeca Álvarez, murió quedando como sus herederos sus hijos Carlos Ramírez y Eulalia Jiménez. Su abuelo Apolinar Jiménez recibió la indemnización.- Los familiares de Yolanda Barrios Cruz no realizaron trámite.

La empresa indemnizó a los familiares con cantidades que fluctuaron entre 4 y 45 mil pesos. Se desalojó a las personas que vivían cerca de la planta de Nuevos Proyectos. Y según convenio, Pemex indemnizaría a los colonos por el costo de sus casas, proporcionándoles transporte para el cambio, así como materiales de construcción. Algunos colonos se reubicaron en la colonia Cazones y la Tepeyac.

El 28 de noviembre de 1950, el presidente de Coatzintla  Sabino Salas Chávez, en un gesto de solidaridad con el pueblo, puso “a disposición de las personas afectadas residentes en la colonia Flores Magón, de la congregación de Poza Rica, con carácter gratuito, la porción de terreno de acuerdo a sus necesidades para construir habitación en la colonia Adolfo Ruiz Cortines de esta Villa, que cuenta con servicio de agua, luz y magnífica carretera”.

Debido a que la burocracia entorpece las buenas intenciones, se inició el juicio civil 16/53 en el Juzgado del Tercer Distrito para que se diera cumplimiento al convenio firmado. Los promotores del litigio fueron: Carlos Jiménez, Pedro H. Cruz, Eustorgia viuda de Bolaños, Alberto y Luis Márquez, Miguel Díaz, Irene Campos, María Isabel Cruz y otros, arrojando un total de 127 indemnizados que finalmente recibieron un total de $1,587, 400.00. Según el texto se contabilizaron 25 muertos.

El imaginario colectivo es terrible, fantasioso y pícaro: Un trabajador entró al turno. Poco después llegó un acomedido a acompañar a la dama en su desamparo nocturnal. La muerte los sorprendió en tórrido romance. El viudo cobró venganza haciendo pasar al  Sancho como  “un familiar”.

Continuar Leyendo

Diario Digital

Cineboc - Mujer Maravilla 1984

Tendencia