Nuestras Redes

Columnistas

De los Ángeles a los Demonios. Valores feministas: igualdad y libertad

Publicado

-

A lo largo de los siglos, las mujeres hemos luchado por la defensa de nuestros derechos y libertades, así como por alcanzar la igualdad y combatir las actitudes machistas, buscando transformar y equilibrar las relaciones históricas de asimetría entre ambos géneros.

El camino no ha sido fácil, sin embargo, gracias a la valentía de destacadas mujeres, algunas de ellas reconocidas nacional e internacionalmente y muchas otras, heroínas anónimas, hemos logrado conquistar uno a uno los derechos de los que gozamos actualmente.

 A esta corriente de lucha por la equidad y libertades de la mujer, se le conoce como feminismo, definido por Naciones Unidas como el movimiento que defiende la igualdad de derechos sociales, políticos, legales y económicos de la mujer respecto del hombre.

Es importante hacer énfasis en que el feminismo no es un antónimo de machismo, toda vez que, éste no busca la superioridad del género femenino, sino hacer posible la igualdad formal y material, así como erradicar todo tipo de discriminación en contra de las mujeres, además de caracterizarse por ser plural, transversal y libre.

El feminismo no es un movimiento homogéneo, pues en él convergen diferentes prácticas, teorías, contextos e ideologías, sin embargo, todas tienen un objetivo común: lograr la igualdad entre los géneros masculino y femenino.

Además de propósitos comunes, el feminismo se sustenta en los mismos valores, basados en la liberación, la igualdad y la libertad, los cuales tienen como ideal la construcción de una sociedad equitativa.

En este sentido, la Organización No Gubernamental denominada “Feminismo Inc.”, se ha dado a la tarea de elaborar un calendario feminista para 2021, el cual se encuentra disponible en el sitio web de esta ONG, a través del que se representan doce valores feministas, con el propósito de convertirlos en hábitos y prácticas personales y colectivas.

Estos doce valores son: la libertad, sororidad, igualdad, justicia, coherencia, valentía, activismo, autonomía, transformación, gratitud, respeto y autocuidado, además este calendario hace énfasis en fechas importantes en las cuales se llevaron a cabo acontecimientos relevantes para el feminismo.

En el mes de enero, se destaca el nacimiento de Simone de Beauvoir, filósofa y novelista francesa que dedicó su vida a la lucha en favor de los derechos de las mujeres, por lo que su imagen se asocia a la rebelión feminista, movimiento en el cual participó activamente.

Durante este primer mes del año también se conmemora el natalicio de la escritora Virginia Woolf, quien se caracterizó por ser una de las pocas mujeres cuyos textos lograron ser publicados en la primera mitad del siglo XX, sus novelas ejercieron gran influencia en el movimiento feminista liberal sufragista, del cual formó parte.

En el citado calendario se subraya el 30 de enero como día de no violencia y paz, dedicado a conmemorar una cultura de no agresión y no discriminación, fecha instaurada en honor al aniversario de la muerte de Mahatma Gandi.

Sin duda, las victorias en favor de los derechos del género femenino se han conquistado a través del esfuerzo de muchas mujeres que han luchado para construir un mejor presente para todas, es por ello que hoy nos corresponde a nosotras continuar luchando en beneficio de las generaciones venideras.

Sin embargo, este trabajo no debe considerarse exclusivo de las mujeres, pues también les corresponde a los hombres contribuir a materializar la igualdad y la equidad en todos los ámbitos de la vida, sólo a través del  esfuerzo en conjunto será posible construir una sociedad más igualitaria, más solidaria y más libre.

Comentar

¿Usted qué opina?:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Columnistas

Parlamento Veracruz. Derechos Humanos

Publicado

-

Juan Javier Gómez Cazarín. *

Lo dicho: el 2021 prometía ser un año intenso en actividad relevante para nuestro estado y antes de que concluya enero ya lo está siendo.

Sin ir muy lejos, la próxima semana, legisladoras y legisladores tendremos la obligación de nombrar a la persona que ocupará la Comisión Estatal de Derechos Humanos durante un periodo de cinco años que inicia el próximo 30 de enero.

Se trata de una decisión toral en un Veracruz en que, lamentablemente, los Derechos Humanos estuvieron lejos de ser una prioridad –por decirlo suavecito- para las anteriores administraciones estatales; mientras que el actual gobierno ha asumido el compromiso de honrarlos y darles vigencia.

La persona que ocupe la titularidad de la CEDH tendrá que ser una mujer o un hombre cuya integridad esté fuera de toda duda. Y no sólo su integridad: también su capacidad jurídica, su fortaleza de carácter y su independencia, que debe ser inmune a cualquier presión externa.

Por lo pronto, seis mujeres y siete hombres, veracruzanas y veracruzanos de intachable trayectoria académica y profesional, de talento y dignas y dignos de todo respeto, acudieron a la convocatoria emitida por el Congreso del Estado, concretamente por la Comisión Permanente de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, para recoger propuestas, estudiarlas y elaborar una terna, que será presentada al pleno de diputadas y diputados.

Como parte de dicho análisis, corresponderá a mi compañero diputado Alexis Sánchez García –presidente de la Comisión- y a mis compañeras Deysi Juan Antonio –secretaria- y Montserrat Ortega Ruiz –vocal- entrevistar a todas y todos, de manera individual, para conocer en persona su visión y sus proyectos para encabezar el organismo autónomo.

Estaremos pendientes de la terna que elabore la Comisión y de entre la que habremos de elegir por mayoría calificada, de dos terceras partes de los integrantes del Congreso, a la presidenta o presidente del organismo autónomo.

La mujer o el hombre que rinda protesta la próxima semana, será producto de un proceso minucioso, ordenado, plural y transparente.

Pero sobre todo, será una determinación en la que todas y todos tendremos conciencia de lo trascendente de nuestra elección, que impactará la exigencia de respeto a los Derechos Humanos para casi 8.5 millones de veracruzanas y veracruzanos en el próximo lustro, incluso cuando hayamos dejado este Palacio Legislativo.

*Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Continuar Leyendo

Columnistas

POLITICA URBANISTA. Planeación estratégica

Publicado

-

Por Arq. Braulio Javier García Nieva

Inalcanzable para muchos, letra muerta para otros y una realidad para unos cuantos, así es la existencia y aplicación de planes estratégicos municipales de amplia visión. Pasa en nuestro país que la poca existencia de este tipo de planes hace que muchos ni siquiera sepan su significado, su aplicación o la mera importancia de su existencia para el bienestar y mejoramiento de su calidad de vida de los lugares donde vivimos.

Un plan estratégico es la suma de las necesidades, localizadas y  analizadas de la ciudad (situándonos en escala municipal) y sus alrededores, con propuestas, planes y estrategias para solucionarlas o avanzar en ellas. Este tipo de planes fueron creados desde el punto de vista económico, sin embargo, actualmente son un conjunto de expertos de distintas disciplinas quienes desde su expertís proponen las ideas, planes, proyectos y metas a seguir para tener un rumbo y desarrollo en sus ciudades y territorios municipales.

La falta o inexistencia de este tipo de planes desencadena en los problemas que muchas ciudades del mundo tienen, que es la falta de aplicación de la ley, falta de identidad y sobre todo falta de rumbo. Sin rumbo de nada sirve el crecimiento si no se sabe para dónde crecer, sin rumbo de nada sirve tanto esfuerzo, pues se podría caminar en círculos. Identidad y rumbo es lo que pedimos y debemos exigir en nuestros gobernantes, no ocurrencias o indiferencias e ignorancias disimuladas de obras o acciones inservibles tratando de ocultar el sol con un dedo.

Pocos estados, pocas regiones y mucho menos municipios es el porcentaje de este tipo de estudios en  nuestro país, de ahí la gran importancia de poner manos a la obra en estas actividades y empezar a realizar y plantear propuestas desde distintas áreas de conocimiento para posteriormente, en consenso, sumarlas y darle rumbo a las ciudades del país; cada ciudad, municipio y región y cada estado se lo merece.

Propongamos con los pies en la tierra, con datos duros en la mano y con la realidad estudiada. Actualmente existen muchas dependencias e instituciones que poseen algún tipo de conocimiento que seguro puede hacer detonar cada proyecto que se proponga, solo falta tocar las puertas adecuadas y un proyecto bien estructurado y así, con la voluntad de llevarlas a cabo, puede hacerse realidad.

Ante esta carencia de conocimientos aplicados y del vínculo indicado, nace un nuevo proyecto llamado Consejo de Nación para el Desarrollo y el Urbanismo A.C., bajo la idea y premisa de formar un consejo de expertos que con visión nacional e internacional propongan desde lo local el rumbo adecuado de cada municipio, en conjunto con titulares de cada capítulo en cada estado, esta nueva red nacional podrá enarbolar la correcta aplicación de los conocimientos en pro del desarrollo de sus ciudades. Urbanistas, arquitectos, ingenieros, etc.

Te invito a que contactes la CNDU, que es el Consejo de Nación para el Desarrollo y el Urbanismo; si deseas ser parte de este nuevo grupo de expertos con visión propositiva y participativa, o si también tu inquietud y habilidad es la de conjuntar las distintas voluntades de tu ciudad y región para buscar el rumbo adecuado y la recuperación de la identidad, contáctanos, para que juntos podamos agrandar esta red nacional, realizar y evaluar los distintos planes que son necesarios en nuestro territorio nacional, en los estados, las regiones y sobre todo los municipios y que van desde los planes estratégicos, los planes de ordenamiento territorial, los planes de ordenamiento urbano, de ordenamiento ecológico, hasta los planes parciales. Todos ellos con visión de corto, mediano y largo plazo y corresponsablemente apegados a las nuevas normas y disposiciones nacionales y también a la nueva agenda urbana de ONU Hábitat, la agenda 2030 con sus 17 ODS para mantener la convicción de tener visión global aplicándola desde lo local. Únete.

Continuar Leyendo

Columnistas

De los Ángeles a los Demonios. Reforma en materia de teletrabajo

Publicado

-

Dra. Denisse de los Ángeles Uribe Obregón

Magistrada del H. Tribunal Superior de Justicia

Una de las consecuencias de la pandemia causada por el COVID-19 ha sido el auge del trabajo a distancia o teletrabajo, estrategia implementada en cumplimiento con las recomendaciones emitidas por las autoridades sanitarias con la finalidad de reducir la expansión del virus, la cual le ha permitido tanto al sector público como al privado, continuar con las actividades laborales y a la vez garantizar el derecho a la salud de los trabajadores.

La Organización Internacional del Trabajo define al teletrabajo como una forma de organización donde el trabajo se realiza en un lugar distinto del establecimiento principal del empleador; este tipo de tareas comúnmente se lleva a cabo a través de las tecnologías de la información y comunicación.

Un estudio realizado recientemente por la IAE Business School de la Universidad Austral Argentina, señala a México como el país latinoamericano que más apoyo ha brindado a la dinámica del trabajo a distancia, por lo cual se prevé que éste continúe en aumento en los próximos años.

Durante el mes de marzo de 2020, en el marco de la Jornada Nacional de Sana Distancia, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social publicó una guía para la implementación del teletrabajo, documento a través del cual se establecieron los principios en los que éste debe basarse: confianza, soberanía de tiempo, respeto de la vida personal, voluntariedad y reversibilidad.

No obstante, se encontraba pendiente en la agenda legislativa la elaboración de un marco jurídico que brindara certeza a las personas que se desempeñan en esta modalidad laboral.

En virtud de lo anterior, el 8 y 9 de diciembre de 2020, la Cámara de Diputados y el Senado de la República, respectivamente, aprobaron la Reforma al artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo, relativa al trabajo a domicilio, así como la adición del capítulo XII Bis a través del cual se regula el teletrabajo, es decir, aquellas relaciones laborales que se desarrollan más del 40% del tiempo en el domicilio de la persona trabajadora, las cuales deberán hacerse constar por escrito mediante un contrato.

El Decreto por el que se Reforma esta Ley Federal fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 11 de enero de 2021, entrando en vigor al día siguiente de su publicación; el artículo 330 A de la Ley en contexto define al teletrabajo como una forma de organización laboral subordinada que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento del patrón, señalando que, para tales fines se utilizarán principalmente las tecnologías de la información y la comunicación.

Es de destacarse que, en dicha modalidad, los patrones tendrán entre otras, las obligaciones siguientes: proporcionar y brindar mantenimiento a todo el equipo necesario, además de asumir los costos derivados de esta actividad, dentro de los que se incluirán el pago de servicios y la parte proporcional de electricidad.

También se incorpora el derecho a la desconexión al término de la jornada laboral, así como el deber de inscribir a las personas que trabajen en esta modalidad al régimen obligatorio de seguridad social.

Por su parte, las personas que realicen teletrabajo tendrán entre otras, las obligaciones de guarda y conservación de los equipos, así como atender las políticas y mecanismos de protección de datos utilizados en el desempeño de sus actividades, cumpliendo con las restricciones sobre su uso y almacenamiento.

El nuevo apartado de esta Ley Federal hace énfasis en que el cambio en la modalidad de presencial a teletrabajo, deberá ser voluntario, salvo en casos de fuerza mayor, la cual deberá ser acreditada debidamente.

Asimismo, se señala que, la supervisión de esta dinámica laboral tendrá que ser proporcional a su objetivo, garantizando el derecho a la intimidad, por lo que sólo podrán utilizarse cámaras de vídeo y micrófonos para supervisar a los trabajadores de manera extraordinaria o cuando la naturaleza de las funciones lo requiera.

Dentro de los artículos transitorios se establece que el Poder Ejecutivo Federal dispondrá de un plazo de dieciocho meses contados a partir de la entrada en vigor de la Reforma, para publicar una Norma Oficial Mexicana que rija las obligaciones en materia de seguridad y salud para quienes trabajan en esta modalidad.

Con la formalización del teletrabajo nuestro país logra un importante avance en materia de derechos laborales y de seguridad social, brindando mayor certeza jurídica a la población mexicana que realiza actividades laborales a distancia.

Continuar Leyendo

Diario Digital

Cineboc - Mujer Maravilla 1984

Tendencia