Guadalajara, Jal.- Tras ser ligado en una red de empresas farmacéuticas que obtiene contratos directos con los gobiernos y que, además, distribuye medicamentos apócrifos, el delegado federal en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, negó su presunta implicación.

“Rechazo los señalamientos que, sin fundamento, difunden en contra de mi persona”, indicó tajantemente el funcionario sobre la investigación de las periodistas Valeria Durán y Laura Sánchez Ley, que publicaron su trabajo en la plataforma de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

“Reitero: ninguna de las empresas en las que tenga participación interviene ni intervendrá en licitaciones gubernamentales”, sostuvo Lomelí, a quien se le vinculó a, al menos, nueve empresas que han ganado, en lo que va del año, contratos directos por más de 164 millones de pesos.

Abisalud es una de las compañías conectadas a Lomelí y en diciembre se vio favorecida directamente por el gobierno de Veracruz con un contrato superior a los 30 millones 500 mil pesos, esto a pesar de que el año pasado la Cofepris halló que un lote de Aclasta –un fármaco inyectable cuyo ingrediente activo es el ácido zoledrónico– era falso.