Xalapa, Ver.- Acreditar buen comportamiento no es el único requisito que deberá cumplir el exgobernador Javier Duarte de Ochoa si pretende salir de prisión antes de cumplir los nueve años de condena a los que fue sentenciado tras declararse culpable de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

De acuerdo con la Ley Nacional de Ejecución Penal (LNEP), el exmandatario estatal estaría en posibilidad de solicitar la revisión de su caso, para abandonar su celda del Reclusorio Norte, dentro de 3 años y un mes exactamente. Sus opciones serían la libertad condicional o la libertad anticipada.

Para salir de la cárcel por cualquiera de las dos vías, necesitaría que no haya una sentencia diversa,  por lo cual será definitivo lo que pase con los procesos del fuero común que le imputó la Fiscalía General del Estado y que lo mantienen actualmente en prisión preventiva. Si la FGE logra una sentencia condenatoria, Duarte empezaría a cumplirla una vez pagados sus delitos en el fuero federal.

¿Usted qué opina?: