Ciudad de México.- La crisis económica que ha generado el COVID-19 y la suspensión de actividades no sólo ha afectado a la clase baja, ya alcanzó también a empresarios e incluso a las actrices, como Diana Golden.

Y es que la actriz fue captada cuando acudió a formarse pedir una despensa y, en entrevista, aseguró que no le da pena pedir ayuda.

Desde el mes de marzo se suspendieron las actividades no esenciales, por lo que Golden lleva cuatro meses sin trabajar y al parecer ya se acabaron sus ahorros.

La Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI) y Asociación Nacional de Actores (ANDA) han apoyado a sus agremiados con despensas, por lo que la actriz no desaprovechó la oportunidad.

“No, ¿por qué me va a dar pena? Pena robar y que te cachen. Además es deliciosa la comida, ¿por qué me va a dar pena? Tengo cuatro meses sin trabajar como todos los actores”, dijo.

Confesó que, aunque tiene familia ellos también tienen sus problemas y no la han podido apoyar como quisieran, así mismo arremetió contra el gobierno diciendo que están más preocupados por el Tren Maya que por apoyar a la gente.

“Mi amor, el que me critique que me lo dé o que me done croquetas al menos. No está mal pedir ayuda (…) De pena murió un burro en Cartagena, entonces ¿por qué voy a sentir pena de tener necesidad?”, enfatizó.

Diana dio a conocer que grabó un capítulo para el programa “Como dice el dicho”, pero hasta el momento no le han pagado y ese dinero le hace mucha falta durante este tiempo de pandemia.

TE RECOMENDAMOS LEER:

Brote de COVID-19 frena telenovela de Televisa