Para el secretario de Seguridad Alfonso Durazo no es creíble que el asesinato de Luis Donaldo Colosio haya sido a manos de un solo hombre.

“Yo personalmente no creo en la tesis del asesino solitario pero esa es una conclusión personal con elementos objetivos pero también con elementos subjetivos durante la campaña fue normal, lamentablemente normal, de que la vida del entonces candidato presidencial corría riesgo”, comentó.

A casi 25 años del homicidio del candidato presidencial del PRI, Durazo, quien fuera su secretario particular, remarca que la versión oficial es “demasiado simplista” por el “momento de alta confrontación política y sobre todo en el contexto de la madre de todas las batallas del poder que es el poder presidencial”, por lo que duda que “el asesinato de Luis Donaldo tuviera explicación en la mano de un asesino solitario”.