Álamo, Ver.- Un campesino que conducía en estado de ebriedad su camioneta Ford en color verde, con placas XS-71-757 del estado de Veracruz, ocasionó un percance vial sobre la carretera Canoas-Martínez de la Torre, a la altura de la localidad Chapopote de Núñez, sobre el área que han denominado los locales como La Curva del Diablo.

Hipólito Martínez Hernández, de 44 años, con domicilio en el ejido La Constitución, de Álamo, se dirigía con rumbo a su domicilio manejando de forma imprudente sobre la carretera, siendo a la salida de Chapopote, a la altura del puente que conduce a la colonia Loma Bonita, donde se impactó de frente contra un tráiler de doble semirremolque marca Internacional, en color blanco, con placas UE-85-638 del estado de Sinaloa, con número económico 6289, propiedad de la tienda Coppel, que era conducido por Carlos Ponce Segura, de 26 años, con domicilio en Altamira, Tamaulipas.

Por fortuna sólo se registraron daños materiales, siendo el campesino quien resultó con una laceración de entre cinco a seis centímetros del lado izquierdo de la cabeza, quien luego de recibir atención médica por parte de los paramédicos del Emergency Medical Services (EMS) fue puesto a disposición de las autoridades por la responsabilidad que le resulte tras haber ocasionado el percance.

UNOS A LA PENA Y OTROS A LA PEPENA

Como se ha suscitado en algunos casos, la rapiña no pudo esperar, pues algunos pobladores rápidamente se acercaron con cubetas hasta el lugar del percance para apañar el diésel que escurría del tanque de combustible del tráiler que fue dañado durante la colisión.

Por Alberto Lee

¿Usted qué opina?: