Casablanca, Marruecos.-  El rey marroquí Mohamed VI, un apasionado a la navegación, desembolso unos 88 millones de euros (100 USD) para adquirir uno de los 10 barcos de vela más grandes del mundo; el “Badis 1”, cuyos mástiles de 72 metros de altura se levantan imponentes en el puerto militar.

Esta excéntrica compra del rey de Marruecos ha llamado la atención de todo el mundo, porque no se trata de cualquier yate, sino de una embarcación que conjuga lujo, sofisticación y grandes dimensiones. En el mundo de los multimillonarios, mientras más grande, mejor.

Este velero de 70 metros de largo puede desplegar casi 3,000 metros cuadrados de vela, lo que da una idea clara de su tamaño. Pero, los casi 100 millones de dólares que pagó el rey no es nada para él, ya que su fortuna es de unos 2,100 millones de dólares.

Según el medio local TelQuel, el padre de Mohammed VI, Hassan II era propietario de dos barcos, Oued Eddahab y Al Massira. Ahora, su hijo es el propietario de un velero que era el sueño de grandes magnates.

El “Badis 1”, cuenta con “6 cabinas (1 suite principal, 2 cabinas VIP y 3 cabinas dobles) con capacidad para 12 personas, además de los 12 miembros de la tripulación. Cabina de 87 metros cuadrados, 157 metros cuadrados de sala de estar, acabados de titanio, cubierta prístina, escaleras transparentes... El Badis 1 merece su reputación”, señala en un artículo TelQuel.

Este velero se suma a las propiedades del rey, entre las que destacan 600 autos de lujo y 12 palacios reales. Uno solo de sus relojes tiene 1075 diamantes.