Poza Rica, Ver.- La clínica hospital del ISSSTE se ha convertido en la antesala de la muerte por la falta de servicios de consulta externa y medicina para los pacientes con enfermedades crónico degenerativas, por lo que la gente no acude a la institución por temor a perder la vida.

Docentes de este municipio se preguntan dónde están los recursos anunciados por el ejecutivo federal para el sector salud, porque en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado sólo les entregan paracetamol.

Explicaron que en el interior del nosocomio se encuentran familiares en el área de consulta externa, donde los médicos les recetan medicinas con costos de mil 500 a mil 800 pesos que no tiene la farmacia y los obligan a comprarlos.

Subrayaron que según les devolverán lo del costo de la medicina, pero pasan los días, semanas y meses en que exigen la devolución del dinero y los médicos de medicina externa sólo dan evasivas diciendo que el instituto está en bancarrota.

Por ello, citaron maestros, además de la pésima atención, temen acudir por los derechohabientes que van contagiados de COVID, ya que no sólo es el paciente, sino que los familiares también pueden estar contagiados, y como no se siguen los protocolos de salud ese es su miedo, y mejor se abstienen de ir a consulta pues lo consideran la antesala de la muerte.

Señalan quejosos que el ISSSTE es considerado como elefante blanco porque no hay médicos especialistas y persiste el desabasto de medicinas.

Redes