Martínez de la Torre, Ver.-  Un recién nacido fue ingresado a la sala de urgencias del hospital regional, sin embargo, ya no tenía vida.

A este lugar fue llevado por su abuelita, quien asistió la labor de parto de su hija, la cual llegó al nosocomio un par de horas después.

Tan lamentable deceso ocurrió la madrugada de este martes, cuando Mari Carmen M.P., vecina en la comunidad Porvenir 2, del municipio de Papantla, llegó al hospital con su nieto en brazos, el cual lamentablemente ya no contaba con signos vitales.

Poco después arribó la madre del recién nacido, mujer de nombre Claudia L.M. de 24 años, quien dijo que al estar descansando empezó a sentir fuertes dolores y comenzó con la labor de parto, por lo que fue asistida por su señora madre, misma que se percató que el infante venía con el cordón umbilical enredado al cuello y no reaccionaba;  de inmediato se desplazó con el bebé a hospital regional donde llegó sin vida.

Autoridades ministeriales arribaron al nosocomio, para llevar a cabo las diligencias de ley y deslindar responsabilidades.

Por Iván Alí Sarmiento

¿Usted qué opina?: