Ciudad de México.- Luego de varios meses de investigaciones preliminares, utoridades de Múnich encontraron elementos suficientes para indagar de manera formal a Emilio Lozoya Austin y su esposa, Mariella Eckes, por el presunto delito de lavado de dinero, informó la revista  Proceso en una nota exclusiva.

Y es que el exdirector de Pemex, acusado de desvío de recursos  en México, es socio de dos empresas en Alemania, de donde es originaria su esposa.

Estas corporaciones se encuentran en Munich. Lozoya fue gerente de All-ME Hamburg entre junio y septiembre de 2016, por lo que podía realizar  transacciones a nombre de la empresa, “cuyo giro es la participación, adquisición y propiedad de activos inmobiliarios además de estar clasificada por las autoridades alemanas como una sociedad de participación financiera o holding”, se lee en la publicación de Proceso.

TE RECOMENDAMOS LEER:

José Antonio Meade avaló fraude de Lozoya: Proceso 

De acuerdo con el portal, el giro de las filiales de ELMO Wolfsburg Potsstr “se relaciona con la adquisición, tenencia, administración y explotación de participaciones y bienes de todo tipo, prestación de servicios realizados con los mismos, en la medida en que no se requiera una aprobación oficial, así como la asunción de la dirección y representación en otras empresas”.

Tanto las autoridades alemanas como mexicanas desconocen el paradero de Mariella Eckes, quien es integrante de la familia fundadora de Eckes-Granini, importante  productor de jugo de frutas.

Cabe recordar que Lozoya fue detenido el 12 de febrero en Málaga, España, pero será trasladado a Madrid, donde enfrentará un  juicio de extradición.