Álamo, Ver.- “No existe la sobreproducción, es un mito que las empresas multinacionales procesadoras de alimentos han creado para seguir controlando los precios de los productos así como el mercado de las importaciones y las exportaciones; si hubiera una sobreproducción, no existiría el desabasto de alimentos en el mundo”, señaló enfáticamente Esteban Argüelles Ramírez, representante de la Unión Nacional de Productores Agrícolas, Lecheros y de Carne en el estado.

El funcionario detalló que el objetivo de esta organización, que hasta el momento cuenta con dos mil quinientos agremiados en el municipio, es influir en las nuevas políticas agrícolas del gobierno federal, para que se modifique el control que ejercen las empresas multinacionales sobre las importaciones y exportaciones, ya que son ellas quienes generan el problema de los bajos precios.

Asegurando que debido a ello, nunca se han pagado los precios justos a los productores, manteniéndose siempre por los suelos, a diferencia de los productos procesados, los cuales incrementan constantemente sus precios y aumentan más con la inflación, dejando todas las ganancias para los industriales de los alimentos.

Por ello, este movimiento busca fortalecer el agro mexicano y que dentro de las políticas públicas se fomente el consumo de productos del campo en fresco, lo que detonaría de un 5 al 10 por ciento el precio de los mismos, mejorando la economía de los productores.

Por Alberto Lee