Ciudad de México.- Sólo en uno de 13 hospitales hay posibilidades de atender a pacientes con infartos, destacó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien reprochó que las universidades no tengan suficientes plazas para formar a nuevos profesionales.

“Se dedicaron a rechazar a los jóvenes en las universidades, en el caso de Medicina, y después de 36 años de esa política (neoliberal) nos quedamos sin médicos”, afirmó el mandatario en conferencia de prensa.

“No hay radiólogos para la noche, para la madrugada, ni para los fines de semana, y estoy hablando de hospitales del IMSS Bienestar, que son, vamos a decir, mejores. Hay otros hospitales que de plano están vacíos, que les faltan muchos médicos”, aseguró.