Álamo, Ver.- Durante la mañana de este viernes, mientras un trabajador limpiaba la parcela del señor Luis Cruz Hernández, en la localidad Sombrerete, se percató que muy cerca de una zanja se encontraba un pequeño claro a mitad del monte, en el que se levantaba un misterioso montículo de tierra, por lo que de inmediato dio aviso a su patrón y éste a su vez realizó el llamado correspondiente a las autoridades ejidales.

Fue alrededor de las 9:30 horas de este viernes, cuando se registró el hallazgo de lo que parecía ser una sepultura clandestina, por lo que de inmediato se trasladaron al sitio el subagente municipal, Cipriano Cruz Islas; el comisariado, Miguel Ángel Hernández Bautista; el consejero de vigilancia, Pedro Segura Ángeles; así como otras autoridades y con la Policía Auxiliar del poblado, para dar fe del descubrimiento, verificando que efectivamente el sitio había sido manipulado por la mano del hombre.

 

Este descubrimiento no fue lo único que encontraron las autoridades, señalando que también localizaron huellas de neumáticos en el área circundante, especulando que tal vez un vehículo pudo haber perdido el camino de regreso a la carretera, dejando ese rastro, por lo que no descartan que esa unidad tenga relación con lo encontrado en la parcela.

Por otro lado, los presentes mencionaron que aproximadamente tres días antes, a un costado de la carretera Limonar-La Noria, muy cerca de este sitio, observaron que una camioneta color blanco estuvo abandonada por espacio de dos o tres días, pero así como apareció, desapareció de la noche a la mañana. Al lugar acudieron elementos del Mando Coordinado, Policía Ministerial y personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para efectuar las investigaciones correspondientes.

Por Alberto Lee