Washington, D. C.- El presidente estadounidense Donald Trump se mantiene en su posición antinmigrante y este domingo se ha disculpado con los extranjeros, a quienes les reitera que no entrarán al país.

“Lo siento, no puedo dejarlos entrar en nuestro país. Si está demasiado lleno, dígales que no vengan a los EE. UU. Y dígales a los Demócratas que corrijan las lagunas: ¡problema resuelto!” (sic), escribió en su cuenta de Twitter el mandatario republicano.

Poco antes, Trump aseguró que los centros de detención de niños migrantes están “bien manejados y limpios”, desestimando así la publicación de The New York Times en la que se observa hacinamiento.