Álamo, Ver.- Cada vez es peor la obstrucción que realizan algunos automovilistas en zonas reservadas de la ciudad.

Este tipo de acciones la realizan sin importarles el problema que ocasionan, estacionan sus vehículos frente a hospitales y en espacios reservados para discapacitados, bloqueándoles el paso mientras realizan relajadamente sus compras en tiendas y centros comerciales.

Este problema se presenta de forma muy recurrente frente a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de esta ciudad, sobre la avenida Independencia, donde diariamente los irresponsables automovilistas estacionan sus unidades justo en la entrada de emergencia de la clínica para efectuar sus compras en la tienda Chuper Negro que está enfrente, esto lo hacen aunque tengan más espacio disponible sobre dicha rúa.

La situación no sólo genera inconformidad para el personal del nosocomio, sino que al arribar las ambulancias con víctimas de accidentes para recibir atención médica, éstas deben aguardar hasta que los conductores de los estorbosos vehículos se dignen a retirarlos para poder ingresar a los pacientes, lo que puede hacer una diferencia entre la vida y la muerte. Por lo que la dirección de Tránsito debe establecer señalamientos específicos en el sitio para recordarles a los conductores que deben respetar esas zonas o definitivamente retirarlas haciendo uso de una grúa.

Por Alberto Lee