Exigen destitución de Jorge Arturo Porras; con tan sólo 15 días en el cargo, ya cometió muchas arbitrariedades

Poza Rica, Ver.- Por acoso laboral y una serie de irregularidades, decenas de trabajadores del juzgado federal de esta ciudad se manifestaron este martes afuera del Poder Judicial de la Federación en el fraccionamiento Las Palmas.

Según los quejosos, el juez Jorge Arturo Porras Gutiérrez es titular del juzgado decimoprimero de distrito de esta ciudad, y la inconformidad radica en que desde su llegada, ha iniciado una serie de hostigamientos contra trabajadores, principalmente contra mujeres.

Es el caso que tres actuarias de ese juzgado ya fueron despedidas de manera injustificada. El Porras, dicen, pretende acomodar en esos puestos a sus familiares y allegados, pero es tal su descaro que no ha sabido cómo manejar dichos cambios para no se verse tan obvio.

El juez ha sido señalado hasta de misógino, pues arremete mayormente contra mujeres, las acosa y varias trabajadoras cuya antigüedad rebasa incluso los 10 años, se quejaron ante este medio.

Por cuanto hace a las tres mujeres despedidas, el líder sindical indicó que ya se trabaja para poder reinstalarlas.

¿QUIÉN ES JORGE ARTURO PORRAS?

En el 2016, el Consejo de la Judicatura Federal anunció la suspensión de Jorge Arturo Porras, ya que tanto él como su esposa eran los principales sospechosos del asesinato del juez Vicente Bermúdez Zacarías, un juez que habría descubierto que Porras y su esposa, quien fungía como actuaria del juzgado quinto con sede en Toluca, estado de México, se reunían con reos de alta peligrosidad del penal del Altiplano.

De acuerdo a información que divulgaron medios nacionales en su momento, el juez enviaba notificaciones a narcotraficantes a través de su esposa, la actuaria Mayumi Guadalupe Sánchez Torres. Fingían diligencias y se presume que llevaban a cabo negocios y otorgaban amparos.

Tan pronto Porras Gutiérrez fue sustituido, su sucesor puso en evidencia esas actuaciones, y siete meses después fue asesinado.

La principal línea de investigación indicaba que Jorge Arturo Porras y su esposa eran los principales sospechosos. También fue suspendida en esa ocasión la actuaria Ana Lilia Coyote Colín.

A pesar de que tanto Porras como su esposa habían sido inhabilitados por 20 años, y no podían ejercer en ningún cargo público, hace 15 días el juez fue reinstalado a manera de “castigo” en el juzgado de Poza Rica.

Por Clemente Hernández Reyes

Gráficas Ademir Lozano Neri