Ciudad de México.- El exgobernador de Puebla Mario Marín y el exdirector general de Pemex Emilio Lozoya no serán protegidos por el gobierno mexicano, así lo afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia de prensa de este martes.

“Pueden evadir la acción de la justicia durante algún tiempo, pero van a ser detenidos, porque las autoridades encargadas tienen que aplicarse y hacer su tarea”, indicó y recordó que el arresto corresponde a la Fiscalía General de la República.

“No pueden decir que, no los detienen porque nosotros los protegemos, eso no, eso es una mentira […] Yo no tengo el problema de conciencia ni en este ni en otros casos, porque no protejo a nadie”, recalcó.