París, Francia.- Cuando creímos que el medio ambiente se estaba recuperando gracias a la poca actividad humana que ha generado en los últimos meses la pandemia por coronavirus, la organización Opération Mer Propre encontró varios guantes y cubrebocas en el fondo del mar Mediterráneo.

La situación es desalentadora y decepcionante, aunque es comprensible que haya muchos insumos médicos de este tipo pues se se han convertido en materiales esenciales para combatir el COVID-19, cuesta creer que terminen en el mar, dañando a un ecosistema.

El grupo ambientalista francés denunció la presencia de cubrebocas y guantes plásticos en las profundidades del mar Mediterráneo.

Por medio de una publicación en Facebook, la organización exhibió los descubrimientos que obtuvo después de que hiciera la “Operación COVID” en el mar.

Lo que les sorprendió fue que no solo encontraron botellas y latas de aluminio, también recogieron 10 guantes de látex y cuatro máscaras quirúrgicas desechables.

Al respecto, Joffrey Peltier, fundador de la organización, para AP acerca de los residuos, dijo que “ nos quedamos bastante sorprendidos para mal cuando comenzamos a ver guantes que estaban enterrados en la arena”

En su publicación comentaron que era algo predecible que se comenzara a encontrar este tipo de basura, pues el uso de guantes y cubrebocas ha crecido considerablemente a raíz de la pandemia.

Explicaron que muy probablemente los desechos lleguen por las alcantarillas. Ademá la organización grabó un video de sus hallazgos.

“Esto es sólo el comienzo y si nada cambia se va a convertir en un verdadero desastre ecológico y puede ser incluso sanitario”, concluyeron en sus redes sociales.

Te recomendamos leer:

Confinan en el relleno de Xalapa tonelada y media de cubrebocas