Ciudad de México.- En una disputada contienda que tuvo que resolverse en una segunda ronda, el ministro Rafael Guerra Álvarez fue elegido presidente del Tribunal Superior de Justicia en la Ciudad de México. Logró 41 votos en su favor, superando a Álvaro Augusto, que alcanzó 35 sufragios. Hubo un voto anulado.

Guerra Álvarez contó con el apoyo de aspirantes que se quedaron en el camino, particularmente de la magistrada del área Civil, Rosalba Guerrero Rodríguez, quien tendría el veto del ex magistrado presidente y actual embajador de México en los Países Bajos, Elías Azar.

 En contraste, el hoy presidente se vio favorecido por sus nexos con la cúpula morenista, en gran medida por las relaciones políticas de su esposa, Eva Verónica de Gyves, y su cercanía con la próxima secretaria del Gobierno capitalino, Rosa Icela Rodríguez.

 Salió vencedor a pesar de los cuestionamientos por sus decisiones en el caso News Divine, particularmente de los familiares de los jóvenes fallecidos, quienes acudieron ante la Comisión de Derechos Humanos para quejarse, porque el magistrado demoró tres años el examen del expediente y nunca dictó sentencia condenatoria a los imputados.

¿Usted qué opina?: