Xalapa, Ver.- A casi un año de indirectas, señalamientos y ataques, el gobernador, Cuitláhuac García y el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler, se reunieron en Palacio de Gobierno y limaron asperezas entre ambas figuras.

A decir del propio Fiscal, la razón principal de la cita fue el hablar con el gobernador sobre el hallazgo de los cuerpos de Maltrata y de Vega de Alatorre.

“Se le hizo una presentación privada al mandatario, toda vez que hay información debe manejarse con secrecía”, señaló.

Sin embargo, esta plática sirvió no sólo de manera informativa, sino que se pudo aprovechar para aligerar las tensiones entre los funcionarios, pues a decir de Winckler el encuentro se logró de manera armónica.

"Fue una reunión de mucha armonía, lo vi muy receptivo, abierto, amable, la verdad lo vi contento de verme con él en la mesa", declaró el Fiscal.

Finalmente, dijo que acudirá a las reuniones de las mesas para la construcción de la paz cuantas veces lo inviten, se definió como una persona responsable y siempre pondrá por delante a Veracruz antes que a cualquier cosa.

¿Será que llegó el fin de la guerra entre ambos funcionarios?