El Instituto Nacional de la Migración era una de las instituciones en las que había más corrupción, reveló la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero.

La funcionaria confirmó que el gobierno tiene conocimiento de las extorsiones que realizaban los agentes migratorios a las personas que pretendían ingresar a México.

Ante este panorama, dio a conocer que todo el personal se está renovando, empezando por Chetumal, Cancún y la Ciudad de México.

Admitió que hay problemas para cambiar al personal de base, sin embargo, les están vigilando para poder erradicar la corrupción.

Hasta el momento, añadió Sánchez Cordero, hay cuatro denuncias formales por las extorsiones a los migrantes.

¿Usted qué opina?: