Sao Paulo, Brasil.- Un tercer joven es investigado por la Policía brasileña, que lo vincula a la masacre en una escuela en la localidad de Suzano, que acabó con 10 muertos.

Este sospechoso tendría 17 años y habría sido compañero de pupitre de uno de los agresores en el colegio Profesor Raúl Brasil.

“Su detención ya fue pedida al juez de la infancia y de la juventud, y el material relacionado con su participación ya está confiscado”, señaló el comisario jefe de la Policía Civil de Sao Paulo, Ruy Ferraz Fontes.

El miércoles por la mañana, Guilherme Monteiro (17 años) y Luiz Henrique de Castro, (25 años) entraron al plantel y después de que el primero disparara a diestra y siniestra el cómplice remataba a los heridos con un hacha medieval.

En total fallecieron cinco estudiantes, dos trabajadoras y 11 personas resultaron lesionadas; los autores se suicidaron al encontrarse con la Policía.