Mogadiscio, Somalia.- La imagen de un sobreviviente que ensangrentado camina con la mirada inexpresiva y sin prisa, con un escenario de automóviles y edificios destruidos, es la postal que le da la vuelta al mundo y que ilustra el atentado con coches bomba que mató a 13 personas y dejó incontables heridos.

Cadáveres desperdigados por los suelos, vehículos en llamas y una columna de humo visible a kilómetros, marcan la rotonda KM 4, un punto de control y acceso al aeropuerto internacional de Mogadiscio, donde se encuentran varios hoteles y restaurantes.

El ataque se le atribuyó al grupo yihadista Al Shabab.

¿Usted qué opina?: