Ciudad Obregón, Sonora.- Un nuevo nivel de horror se alcanzó en un país flagelado por la inhumana crueldad del crimen organizado: siete cabezas arrancadas de tajo de sus respectivos cuerpos fueron colocadas en una hielera que fue hallada este viernes en la mañana al poniente de la ‘T’ de Bácum. También iban allí una mano y un pie

Aún con el espanto en sus rostros, los vecinos detallaron que las partes humanas fueron dejadas justo en la parada de los autobuses que brindan servicio a la comunidad. Al ser enterada del crimen, la policía inició un operativo en los alrededores para tratar de localizar el resto de los cuerpos de las víctimas, objetivo que horas después no habían logrado.

Mientras los peritos de la de la Fiscalía General de Justicia del Estado iniciaban el levantamiento de huellas, paso esencial en la investigación, trascendió que las víctimas podrían ser algunas de las personas que fueron levantadas en días pasados en diferentes puntos del municipio de Cajeme.

¿Usted qué opina?: