Los hechos se dieron entre los límites de Ixtlahuacán de los Membrillos, El Salto y Tlajomulco de Zúñiga, donde personal de la citada corporación llevaron a cabo el peritaje necesario para, primero, rescatar los cadáveres y segundo, determinar las causas de su muerte y a quienes correspondían.

Es así como se determinó que hombre de 35 años, desaparecido desde el 25 de febrero y con el nombre de su padre tatuado en el tobillo, yacía sin vida en el canal, además de otro masculino del que aún no han sido detalladas sus características.

¿Usted qué opina?: