Guadalajara, Jal.- El Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco ya ha abierto una indagatoria luego de que en redes sociales se viralizara cómo el guardaespaldas de un juez golpea con un martillo una camioneta por estacionarse en el lugar del magistrado.

El juez Édgar Tello ordena a su empleado de seguridad que rompa el vidrio del conductor ––un hombre de la tercera edad– para que se retire, a pesar de que el sitio donde aparcaba estaba marcado como exclusivo para personas con discapacidad, mujeres embarazadas y adultos mayores.

En un comunicado, el Supremo Tribunal dejó claro: “Nuestra institución y su presidente [Ricardo Suro Esteves] rechazan categóricamente la violencia en cualquiera de sus formas, máxime en la que se vean involucrados cualquiera de nuestros funcionarios”.

¿Usted qué opina?: