Orizaba, Ver.- La extraña muerte del tesorero de la CANACO en el puerto de Acapulco; Jorge Miguel Hernández Hernández, causó conmoción entre los empresarios de esta región, sobre todo por la forma extraña en que fue encontrado su cuerpo en conocido hotel de aquella ciudad donde se encontraba de vacaciones.

Jorge Miguel, quien en reciente fecha recibió su doctorado en Honoris Causa en Ciencias de la Gestión Estratégica en el mes de noviembre del 2018, fue encontrado sin vida y flotando dentro de la alberca de un reconocido hotel en donde Jorge Miguel había alquilado días antes una habitación.

El cuerpo del joven contador llegará a la ciudad de Orizaba este domingo y su cuerpo será velado por familiares y amigos, posteriormente cremado, sin embargo, un grupo de empresarios han levantado la voz para que se lleven a cabo las investigaciones pertinentes, debido a que su cuerpo fue encontrado flotando durante la madrugada del sábado.

Otro de los puntos a investigar es el motivo de un viaje sin acompañantes, aunque algunos amigos cercanos comentarios que pretendía reunirse con algunos empresarios de Acapulco para iniciar un hermanamiento comercial con Orizaba.

Por José Vicente Osorio Vargas